Facebook Twitter Linkedin YouTube

Lo barato sale caro, sobre todo en traducción.

Por qué no se debe escatimar cuando se salta la barrera del idioma.

Normalmente, esto es lo que sucede:

Una empresa paga mucho dinero para el desarrollo y fabricación de un producto. Su personal jurídico y administrativo son muy buenos en lo que hacen. Y eligen con sumo cuidado a las mejores personas capaces de llevar a cabo un buen trabajo en publicidad y mercadotecnia.

Y después escogen el traductor que cobre más barato. Entonces, se abre una enorme puerta a la decisión más cara.

Por que el proceso para la traducción en este caso, como en muchos, es el siguiente:

La gran empresa busca servicios de traducción para la publicidad de su producto y elige a una gran agencia de traducción que ofrece un impresionante show (página de internet, anuncios, etc.) y precios atractivos. Por lo que se toma la decisión que todo el trabajo de traducción tendrá que enviarse a esta agencia de traducción.

En el mundo de la traducción, el tamaño no se traduce en calidad. Al igual que las agencias pequeñas, la gran agencia que ha sido elegida envía rutinariamente los proyectos a traductores autónomos. La calidad del trabajo de la gente que contratan, tiene todo que ver con las tarifas que pagan y, en consecuencia, con los costos que le cobran a la empresa.

Cuando esta empresa recibió la traducción terminada, se dieron cuenta que la calidad era terrible. Sin embargo, sabían que enviar los textos a mejorarse sería engorroso, costoso e ineficaz. Y no se les permitió contratar a nadie más.

Así que ¿qué se hizo? Le enviaron la traducción a una agencia de más alta calidad para traducir todo de nuevo, obviamente a un precio superior al de la versión anterior. Y ¿cómo se paga?  Sepultan o esconden los trabajos de traducción adicionales en el presupuesto corporativo para otros departamentos, como diseño gráfico.

Así que la empresa paga dos veces por la traducción.

La gente que está al frente de su compañía tal vez no tenga una historia de traducción “barata” que contar, pero en otros aspectos, un proveedor de servicios de traducción de bajos precios puede acabar costándole dinero, calidad, administración de tiempo, imagen y reputación. Aquí están algunos problemas comunes que hemos visto:

Una agencia puede mostrarle los CV de los traductores que trabajarán sus textos. Los caminos que llevan a la gente a una carrera de traducción varían considerablemente, y no existe un conjunto único de criterios que garantice una excelente traducción. Sin embargo, puede buscar ciertas cosas: títulos académicos, principalmente estudios de idiomas y experiencia de trabajo. Pero hay que tener cuidado, muchas agencias sin escrúpulos solicitan curriculum vitae de personas con niveles de habilidades muy por encima de lo que están dispuesto a pagar para mostrárselas a los clientes desprevenidos. En algunos casos, llegan incluso a buscar perfiles de traductores en internet y los utilizan para este propósito.

La oferta de la agencia puede sonar muy buena, pero puede no ser adecuada en el proceso de revisión . Muchas veces, la asistente o mensajero recibe la traducción, le da un rápido vistazo y lo envía al cliente.

Los buenos proveedores de traducción siempre pagan una segunda persona con habilidades similares y experiencia en su campo para realizar una minuciosa edición de la traducción. Algunas agencias de primera categoría van más allá de esta revisión de «cuatro ojos» a «seis ojos», una tercera persona puede tener un último vistazo para asegurarse de que todo está en orden. Si trabaja directamente con un traductor independiente, tome en cuenta que cobrará un poco más para pagarle a un colega o especialista para que haga la revisión.

La traducción automática y traducción especializada asistida por computadora han hecho grandes progresos y son las grandes herramientas para mantener un producto de calidad. Y no, en ningún sentido, sustituyen la necesidad de un traductor y revisor.

El ahorro de unos pocos cientos o unos pocos miles de pesos en traducción puede traducirse en un sacrificio de millones en ingresos potenciales.

Usted necesita un equipo de profesionales altamente capacitados e inteligentes para elaborar su trabajo de traducción. Es crucial que los traductores tengan experiencia en su sector además de conocimientos de lengua extranjera y de la lengua nativa.

Mantenga estos factores básicos en cuenta cuando busque servicios de idiomas. El resultado será un precio que vale la pena.