Facebook Twitter Linkedin YouTube

Comprimir y descomprimir archivos

Los archivos comprimidos ocupan menos espacio de almacenamiento y pueden transferirse a otras computadoras más rápido que los archivos sin comprimir. En Windows, usted trabaja con archivos y carpetas comprimidos de la misma manera que trabaja con archivos y carpetas sin comprimir.

Combinar varios archivos en una sola carpeta comprimida ayuda a compartir de forma más fácil un grupo de archivos.

NO ES NECESARIO UTILIZAR UN PROGRAMA «ESPECIAL» PARA UTILIZAR ESTE TIPO DE ARCHIVOS.

Para descomprimir archivos siga los siguientes pasos:

  1. Localice la carpeta comprimida de la que desea descomprimir (extraer) archivos o carpetas.
    Puede realizar alguna de las siguientes acciones:
    – Para descomprimir un sólo archivo o carpeta, abra la carpeta comprimida (de doble clic sobre la carpeta), luego arrastre el archivo o la carpeta desde la carpeta comprimida a una nueva ubicación.
    – Para descomprimir todo el contenido de la carpeta comprimida, mantenga presionada (o haga clic con el botón derecho) la carpeta, seleccione Extraer todo y luego siga las instrucciones.

Para comprimir un archivo o carpeta:

  1. Localice el archivo o carpeta que desea comprimir.
  2. Mantenga presionado (o haga clic con el botón derecho) el archivo o carpeta, seleccione (o señale a) Enviar a, y luego seleccione Carpeta comprimida (en zip).

Se creará una nueva carpeta comprimida con el mismo nombre en la misma ubicación. Para cambiarle el nombre, mantenga presionada (o haga clic con el botón derecho) la carpeta, seleccione Cambiar nombre y luego escriba el nuevo nombre.